Tan Solo un Segundo

IMG_20170604_220422.jpg

 

Autora: Virginia S. McKenzie

Editorial: Titania

SINOPSIS

Hannah tenía un futuro prometedor en aquello que más amaba: la danza sobre hielo. Una meta por la que había luchado junto a Nicholas, su mejor amigo y compañero, durante los últimos diez años. Hasta que el error de otro le demostró lo efímeros que pueden ser los sueños.

Mikhail hace mucho que olvidó lo que era disfrutar al salir a la pista. Es más, tras la lesión que lo obligó a retirarse del patinaje artístico, creyó que nunca tendría ocasión de recordarlo. Sin embargo, el destino parece dispuesto a darle la oportunidad de volver a competir y, sobre todo, de cumplir una promesa grabada con tinta en su cuerpo. Claro que para ello tendrá que convencer a Hannah de que juntos pueden lograr grandes cosas.

Para ambos, luchar por un nuevo comienzo significará tener que hacer frente a sus heridas emocionales, porque solo si son capaces de curarlas encontrarán la manera de vivir y amar sin fronteras.

 

OPINIÓN PERSONAL

 

Este libro lo conocí el día en que se realizó en Barcelona la Book Con y que fue su presentación y me llamó mucho la atención por la historia que contaba y ya sabía que me gustaría y efectivamente me ha encantada y también por que el patinaje es un deporte muy bonito.

 

La protagonista en Hannah, una chica con un gran futuro en la danza sobre el hielo junto a su mejor amigo Nick, pero una noche ese futuro se trunca por un accidente de tráfico.

 

El otro protagonista es Mikhail, un chico que tras sufrir una lesión en la rodillo, se vio obligado a dejar el patinaje y pensaba que nunca volvería a ser feliz sobre el hielo, pero todo esto cambia cuando insiste para que Hannah patine con él.

 

Saben que les costará mucho trabajo poder ser capaces de patinar juntos y así poder volver a vivir otra vez y disfrutar de la vida después de tantas desgracias que han llegado a vivir por todas las partes.

 

Esta historia es tan bonita que de verdad no podía parar de leer, me gusta que los personajes intenten superar sus miedos y poder volver a disfrutar de aquello que más les apasiona, el hielo.

 

Los protagonistas son geniales y son ellos quienes van contando la historia y así puedes ver cómo van cambiando sus vidas después de sufrir una desgracia y como ayudándose entre ellos llegan a superar los miedos y traumas del pasado. Me encanta el punto de humor que hay en Abby, ya que me he reído mucho con sus burradas y me gusta ver que no deja que sus amigos se hundan en la tristeza y hace todo lo posible por ayudarlos, sobre todo a Nick…

 

Esta es una novela que consigue atraparte desde el primer capítulo que aun teniendo un inicio bastante duro, no es un libro triste, sino cuenta una historia de superación, de esperanza y ver que aun habiendo sufrido adversidades, se puede seguir viviendo y volver a disfrutar de la vida gracias a los amigos y familia.

 

Puede que el unico pero que le pueda encontrar es que pensaba que le daría un poco más de importancia al patinaje en sí, sobre todo la competición final, que solo la nombra de pasada por centrarse en la historia de Hannah y Misha, pero bueno que tampoco es tan malo este pero.

 

La autora sabe atrapar al lector ya que tiene una manera de narrar que hace que te metas en la historia y quieras saber qué ocurre a continuación, me gusta que los personajes sean diferentes entre sí pero que se lleven tan bien y que todos son importantes en la historia. Me gusta mucho la relación que se crea entre Hannah y Misha, sobre todo al inicio cuando él la persigue por todo el campus con esa camiseta personalizada, me reía mucho en esas escenas.

 

En definitiva, es una gran historia de superación y que saca a flote los sentimientos de los personajes y hace que puedas notar lo que llegan a sentir. Es una autora que espero que escriba más libros ya que este me ha enamorado.