Apollyon: Saga Covenant IV

Apollyon

 

Autora: Jennifer L. Armentrout

Editorial: Ediciones Kiwi

 

 

SINOPSIS

No puedes encararte con el destino… y, ahora, tampoco con Álex.
Ella siempre ha temido dos cosas: perderse a sí misma en el Despertar y que le den el Elixir, pero el amor siempre ha sido más fuerte que el destino y Aiden St. Delphi está dispuesto a declararles la guerra a los dioses —y a la propia Álex— para conseguir que vuelva a ser ella.

Los dioses han matado a miles de personas y podrían destruir ciudades enteras en su intento de evitar que Seth consiga el poder de Álex y se convierta en el Asesino de Dioses. Pero romper la conexión entre Álex y Seth no es el único problema; hay algunas lagunas en la teoría de «un Apollyon no puede ser destruido» y la única persona que puede detener la destrucción absoluta está muerta desde hace siglos.

Abrirse paso a través de las barreras que guardan el Inframundo, buscar un alma entre millones y, de alguna manera, volver será bastante duro. Álex puede conseguir evitar que Seth se convierta en Asesino de Dioses… o puede terminar siéndolo ella.

 

 

OPINIÓN PERSONAL

 

AVISO A NAVEGANTES QUE CONTIENE SPOILERS

 

Después de Elixir (que recomiendo que leas antes de Apollyon para poneros en situación), nos encontramos con Alex, en la situación que tenía más miedo que pasara, que tras Despertar estar conectada a Seth y perderse a sí misma.

Se encuentra encerrada para no poder escapar e ir a buscar a “su Seth” ( que rabia me daba cada vez que decía eso). Pero Aiden no se rinde con ella y hace todo lo posible para que Alex vuelva a ser la de antes de Despertar cueste lo que le cueste.

Tras mucho luchar, Alex vuelve a ser la de antes al romper su conexión con Seth bloqueándolo mentalmente para que no pueda controlarla. A partir de aquí tanto Alex y Aiden como el resto del grupo se ponen a buscar soluciones para que Seth no llegue a ser el asesino de Dioses y evitar una guerra.

Seth sigue intentando que Alex le diga donde se encuentra para ir a buscarla y completar su transformación y convertirse en el asesino de Dioses y así, según él, liberar al mundo de los Dioses y de su control. Pero lo que no tiene en cuenta es que Alex tiene a personas a su alrededor que la quieren y harán lo posible por salvarla. En este libro Seth sale bastante poco y solo a través de su conexión con Alex.

 

Aiden sigue haciendo el máximo posible para que vuelva la Alex de la que está enamorado y así evitar la destrucción del mundo tal y como lo conocen y volver a estar con la persona que tanto quiere sin importarle lo que diga el resto del mundo ni que no sean de la misma clase.

 

Aquí la relación de Aiden y Alex está más consolidada, sobretodo porque ese lazo es el que hace que Alex reaccione y rompa la conexión con Seth.

 

Alex sigue siendo igual de irónica y no consigue callarse las cosas que piensa pero se le va viendo que madura a medida que avanza la historia y ves cómo ella misma se va dando cuenta de ello y tendrá que tomar decisiones muy difíciles y que sabe que no gustarán a todos, sobre todo a Aiden.

Aiden por su parte, hace todo lo posible por ayudar a Alex y la apoya al máximo, y cuando hay escenas de ellos juntos puedes palpar la conexión que hay entre ellos y que a veces te consiguen sacar una sonrisa.

Seth sigue presente pero de una manera más oculta ya que siempre que aparece lo hace en la cabeza de Alex por su conexión que aun rota, sigue habiendo algo que les une.

Me encanta Apolo y sus apariciones que parece que lo haga aposta cuando Alex y Aiden tienen un momento de intimidad y siempre que aparece no trae buenas noticias.

Me gustan los amigos de Alex, ya que hacen todo lo posible por salvar el mundo y que Alex llegue a conseguir su objetivo final. Tienen conversaciones muy entretenidas y que hacen que te rías, sobretodo el hermano de Aiden, que me encanta.

 

La historia sigue contada desde la perspectiva de Alex y contando cómo se siente tanto cuando está enganchada a Seth como cuando rompe la conexión y vuelve a ser ella misma y revive sus sentimientos por Aiden.

 

El libro es entretenido y te mantiene en vilo para saber cuál es el Dios que controla a Seth y cuáles son sus planes reales. Es una narración ágil y sencilla pero que es adictiva y no puedas parar de leer. Se puede ver más romance que en los otros libros por la relación más consolidada entre Alex y Aiden y tiene algunas escenas picantillas, jajaja, cosa rara en libros juveniles. Hay menos peleas que en los libros anteriores pero su suple por mucha intriga, sobretodo que te mantiene alerta por saber qué ocurrirá en el siguiente capítulo.

 

Sinceramente me ha gustado mucho y no sabía que ocurriria al final de libro y solo consigue que quieras continuar leyendo para ver qué ocurre en el siguiente libro, Sentinel.

 

En este libro sigue la mitología (que me encanta) y llegaremos a conocer más Dioses y más mundos.

 

Así que si queréis saber qué ocurre con Alex y Aiden después de su Despertar y saber cuál es el Dios que está detrás de Lucien y Seth, solo tenéis que coger el libro y poneros a leer.

 

Esta reseña es parte de la LC organizada por Folloner@s.

 

Os dejo la imagen de la saga completa para que sepáis cómo sigue el orden.

saga_covenant

Anuncios